Tour de Francia Todo sobre ciclismo en Internet
 PUBLICIDAD
 Noticias Tour de Francia 2006
Landis, una vida marcada por la religión y el trabajo
Landis, flanqueado por Pereiro y Kloden

Dijimos que Floyd Landis, en la etapa que ganó en Morzine, con 5 minutos y 42 segundos de ventaja sobre Carlos Sastre, había consumido 30 bidones de agua. Nos equivocamos. Fueron ¡60!, entre los que se echó por la cabeza y los que se bebió. Sobre todo, los que se iba tirando por encima del casco para refrigerarse. Esa imagen del corredor, goteándole agua por el rostro y la perilla, es una de las que quedarán archivadas en este Tour.

Hay muchas más, pero en el caso de Landis, ese día realizó una gesta que en el Tour no se había visto desde principios de los años 80, cuando a Bernard Hinault le entraban ganas de hacer sufrir al pelotón. Landis ha llegado a la gloria a punto de cumplir los 31 años. Su mujer, de origen mexicano, Amber Basile, y su hija, Ryan, estuvieron en París, pero no sus padres, que vieron su triunfo por televisión. No es un hombre de muchas palabras, de frases grandilocuentes.

A pesar de que en muchas ocasiones pueda parecer distante, dentro del equipo está muy bien visto por sus compañeros. Se ha preocupado de que todos ellos en el Tour tengan una oferta para renovar por dos temporadas. Se pasa todo el día cantando canciones de Bruce Springsteen. Se las sabe de memoria, y cuando le preguntan por su historia personal no le importa hablar de ella, aunque ya es muy conocida. "Mi vida no tiene nada de original, pero entiendo que les interese a los periodistas. Sé que es bonita, pero la he contado tantas veces" comentó el ganador del Tour.

Educación sólida

Una vida que, tarde o temprano, acabará en el cine. Vivía en una granja, en el condado de Lancaster (Virginia), en los Estados Unidos, junto a un hermano y cuatro hermanas. Fueron educados en los principios de la religión menonita, algo menos drástica que los 'amish'. Su padre era conductor de un camión que trabajaba para la comunidad. Transportaba materiales para la construcción. En la granja tenían animales que les servían como alimento en algunos casos, además de árboles frutales y un prado. Su madre era la que se ocupa de los niños.

Los menonitas rechazan al máximo toda influencia del mundo exterior. "No teníamos radio, ni televisión, ni ordenador... Esas cosas que los niños de hoy en día tienen todos. No era una mala forma de vivir, al contrario. La idea era ser feliz y ocuparse unos de los otros. Era una vida simple y sana". Decidió cambiar de vida porque se encontraba "un poco depresivo con aquello. No puedo decir nada negativo de mi familia, que fue muy buena conmigo. No fue fácil dejarles. Era complicado salir de allí".

Sus padres no entendieron muy bien aquello, y durante muchos años sus relaciones no fueron nada buenas. "Hoy en día las cosas van mejor", señala Floyd. Lo pasó mal el ganador del Tour durante un cierto tiempo, pensando que no hacía lo adecuado. Creía que no había sido honesto. Ahora va una vez al año a Lancaster y está dos semanas con su familia. Sus padres cogieron por primera vez un avión en 2003, para irle a ver a California. Pensó en traerles al Tour de 2004, pero se dio cuenta de que eran demasiado mayores para tantos cambios.

"Mi educación me dio una base sólida de vida", señaló. Un compañero de clase, Eric Gebhard le hizo descubrir el ciclismo. "Fue algo extraño porque yo era uno de los pocos de mi comunidad y el único de mi familia que fui a la escuela pública".

Ficha:

-Tiene 30 años. Nació el 14 de octubre de 1975. Mide 1-78 y pesa 69 kilos.

-Sus equipos: Mercury (1999-2001), US Postal (2002-2004), Phonak (después de 2005).

-Sus triunfos: Una etapa del Tour 2006 (Morzine), Paris-Niza (2006), Vuelta a Georgia (2006) más una etapa, Vuelta a California 2006 más una etapa (c.r), una etapa de la Vuelta a Georgia 2005, Vuelta al Algarve 2004 más una etapa (c.r).

-Plazas de honor: 9 del Tour de Francia 2005, segundo del Dauphiné Liberé 2002, tercero del Tour del Porvenir 1999.

 PUBLICIDAD
 Otras noticias
- Landis, una vida marcada por la religión y el trabajo
- Pereiro: "Me voy a dar el capricho de una mariscada"
- Cunego, un nombre para el futuro
 
 
Tour de Francia 2006©
Otros sites de Vocento:
Especiales Ciclismo
· Tour Francia 2006  
· Vuelta España 2006  
Otros sites Ciclismo
Sites Vocento