Tour de Francia Todo sobre ciclismo en Internet
 PUBLICIDAD
 Reportajes Tour de Francia 2006
Unzué: "Valverde aún no está maduro para ganar el Tour"
Alejandro Valverde

Desde hace ya treinta años, el volante del coche es para Eusebio Unzúe como un mira telescópica por la que han desfilado generaciones de ciclistas. Las camadas del Reynols, el Banesto y ahora el Caisse d'Epargne. El pasado jueves llevó como copiloto a Alain Prost. Le sorprendió la meticulosidad del antiguo campeón de Fórmula 1, ahora reconvertido en cicloturista. «Se mide los pliegues de grasa dos veces al día». Un perfeccionista. «Me contó que para soportar la tremenda temperatura de un gran premio, hacía 'footing' en la playa con el mono y el casco puestos». Unzúe sabe de campeones, de Induráin y Delgado, por ejemplo. Ahora tiene a Valverde. Y pide lo mismo que pidió para los anteriores: tiempo.


-¿Se pueden sacar conclusiones para el Tour tras la Dauphiné Liberé?

-Esto es el Dauphiné. Falta un mes. A Alejandro le dije que se desenganchara de la lucha por la general del Dauphiné. Nuestro objetivo era hacer una buena contrarreloj y, si era posible, ganar alguna etapa.

-Valverde fue noveno en la contrarreloj. Un paso hacia delante.

-Sí. Ha sido la mejor noticia de esta vuelta. Le servirá para adquirir seguridad. Ya empieza a hacer buenas cronos. Sé que no va a poder andar a 50 kilómetros de velocidad media durante una hora. En las cronos, se trata de perder lo menos posible.

-Ahora, con su nueva posición, va acoplado, sin tirones.

-Sí. Antes era un corredor que para mantener la velocidad necesitaba levantarse del sillín cada kilómetro. Ahora tira de riñones, como los contrarrelojistas. Ésa es la clave, no levantarse contra el aire. Comienza a defenderse. Ya no perderá cuatro o cinco segundos por kilómetro.

-El Reynols, el Banesto y ahora el Caisse d'Epargne han sido una factoría de ciclistas para el Tour. ¿Cómo está resultando la reconstrucción de Valverde?

-Alejandro ha sido siempre un gran corredor. Lo único que está acusando es su inexperiencia. Es una pena que tenga 26 años y que no haya terminado aún un Tour. Ha sido un ciclista acostumbrado a un calendario más nacional. Y por eso, a veces, tiene reacciones de un corredor al que le falta experiencia en las grandes carreras.

-¿Aún es pronto el Tour para él?

-En el Tour hay que conocer los escenarios, la carrera. Para esa ronda es excesivamente joven. Necesita todavía estabilizarse en el aspecto físico. Para el Tour no está todavía maduro. Eso lo solucionan los años. La próxima temporada o la siguiente puede ser ya un hombre para disputar la victoria en el Tour. Con experiencia es capaz de hacer grandes cosas, como ganar la Lieja-Bastogne-Lieja. Ése fue un paso importante. Nos da la medida del corredor ante el que nos encontramos.

«Aprendimos juntos»

-Por aquí han pasado Arroyo, Delgado, Induráin... A todos hubo que pulirlos.


-Sí, pero todos ellos llegaron aquí muy jóvenes. Aprendimos juntos. Todos éramos inexpertos. Pero, mira, Arroyo hizo segundo en su primer Tour. ¿Quién sabe qué hubiera pasado en el Tour de 2005 si Alejandro no se retira? Lo que está claro es que aún tiene un camino muy amplio para progresar.

-La paciencia es la marca de su equipo. Tiempo al tiempo. Pero a Valverde le cuesta frenarse.

-Es cierto. Es el corredor más ambicioso que he conocido. Sus propias características le fuerzan a serlo. Cualquier carrera está a su alcance, sea al sprint o en subida. Cualquier prueba es un objetivo para él. Además, cuando sale a disputar algo, normalmente gana. Es certero.

 

 PUBLICIDAD
 Otras noticias
- Landis, una vida marcada por la religión y el trabajo
- Pereiro: "Me voy a dar el capricho de una mariscada"
- Cunego, un nombre para el futuro
 
Tour de Francia 2006©
Otros sites de Vocento:
Especiales Ciclismo
· Tour Francia 2006  
· Vuelta España 2006  
Otros sites Ciclismo
Sites Vocento